Gómez: “Las identidades trans están invisibilizadas dentro de las escuelas”

La integrante de Asociación Civil Infancias Libres, Giselle Gómez, pasó por #Conexiones y se refirió a las dificultades que viven las infancias y adolescencias Travestis y Trans dentro de las instituciones públicas como educación y salud.


En primer lugar, Gómez señaló que “te encontras con una falta de respuestas institucionales porque lo primero que tiene la familia para poder entender a su criatura y a su niñez recurrir a las instituciones de salud o educativas, pensamos que esos profesionales nos van a poder guiar y decir lo que tenemos que hacer, cómo va a ser el modo acompañamiento y sin embargo no nos encontramos con esas respuestas o con las respuestas adecuadas para que sea lo mejor para ese niñez y en esa búsqueda aparece la experiencia de Luana que marca el inicio de poder hablar de una infancia trans y de Gabriela Mancilla, de encontrarme con una mamá que me pudo dar las respuestas y las propias instituciones y el Estado no me pudo dar hasta en ese momento, después en el camino nos encontramos con que este hecho particular de cada familia se transforma en una realidad colectiva y nos vamos armando y posicionando colectivamente porque entendemos que no era solamente algo que me pasa a mí o a mi hija, sino que era algo que se venía repitiendo en todas las experiencias. Así encuentro a Infancias Libres y el sentido de pertenencia, no me imagino no estando en este espacio”.


Además, la integrante de la Asociación Civil Infancias Libres explicó que: “Hoy seguimos luchando para que en algunas escuelas se respete el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género, la escuela sigue resistente en muchos aspectos como que asocian a la niñez trans automáticamente con dos cosas: la primera es que tienen que tener un cambio de documentación automático cuando la ley nos ampara, y justamente en el artículo 12 se establece un trato digno y más para menores de edad que no tienen ese cambio registral y por ese requerimiento las instituciones públicas y privadas deben cumplir con lo que esa niña se está manifestando y respetar por el nombre que se dice llamar. Aún seguimos y desde la organización debemos tomar cartas en el asunto, tenemos que reunirnos mandar notas, intimando para que se respete este artículo porque las instituciones piensan que hasta que no cambien el documento, te dicen: “Yo no te puedo notar de esta manera”, y quizás va una mamá que no tiene las herramientas todavía y entonces se siguen vulnerando los derechos de los niños y las niñas”.


En este sentido, Gómez mencionó que en la sociedad en sí misma “se puede encontrar de todo, desde persona que juntan firmas para que ese niñe trans no estén en la escuela, o que dicen: "Con mi hijo no te metas", "Acá no puede haber ideología de género", todos esos mensajes pero que tienen que ver también con el odio a la identidad de género que lo siguen padeciendo las niñeces, y por eso seguimos haciendo hincapié en el sistema educativo porque, más allá de lo que la mamá o el papá esos compañeros piensen ideológicamente, la escuela tiene una responsabilidad normativa y una responsabilidad desde la ternura. Sino caemos en el error de pensar que es un artículo pero, aunque se respete el nombre que elija, después siguen preguntando a qué baño van a ir, a ese nivel estamos: las identidades trans no están legitimadas dentro de las escuelas y están invisibilizadas. Queremos planificar la esperanza de las niñeces, toda esa lucha tiene que ver con eso, es poder adelantarnos para ir allanando y que no sea tan rudo y crudo. Creemos que algo se va a mover, por eso estamos haciendo tanta fuerza, pero también somos conscientes que solos y solas no podemos y que se necesita de un compromiso social, institucional y político”.


Escuchá la nota completa acá:

Redacción: Paula Serricchio

bajate app.gif
BANNDisplay_CuidarteEsCuidarnos_728x90.j