Ana Cáceres: “El 20 de agosto tenemos que empezar a ver los primeros sellos en las góndolas”

Ana Cáceres es Licenciada en Nutrición y presidenta de la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (FAGRAN). Consultada por #Desmalezando sobre la actualidad y la implementación de la Ley de Etiquetado Frontal, sancionada por el Congreso en el mes de octubre del año pasado, habló de los resultados que empezarán a verse en estos días y puso el acento en los artículos menos conocidos de la ley, pero igual de importantes para empoderar a la población en relación a los alimentos que consume.



“Se la conoce como Ley de Etiquetado Frontal, pero su verdadero nombre es Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, y está centrada en ese derecho que tiene que ver con la salud, la prevención de enfermedades no transmisibles y la protección de las infancias”. Explica que el capítulo del etiquetado funcionó como el caballito de batalla de esta ley, y que sirvió para abrir las puertas al resto de los apartados y las políticas detrás. “La función de los sellos en los productos es la de advertir sobre aquellos alimentos que tienen nutrientes críticos añadidos en exceso, como azúcares, grasas, sodio: está comprobado que producen un deterioro en la salud a través de las enfermedades no transmisibles que provoca la malnutrición”.


Menciona otro capítulo de la ley que habla de “entornos escolares saludables y protegidos”, prohibiendo el ingreso a los establecimientos educativos de alimentos que porten uno o más sellos frontales. Y no solo eso, sino que además se incorpora la obligatoriedad de impartir contenidos educativos que estén vinculados a la alimentación saludable. Otro capítulo, igual de importante, tiene que ver con la regulación de la “publicidad, promoción y patrocinio de los productos etiquetados”. Informa Ana que el próximo sábado 20 de agosto será una fecha crucial, porque se cumple el primer plazo para la implementación de la ley. ¿Qué significa esto? “Que desde ese día tendríamos que comenzar a ver en las góndolas los primeros sellos. No quiere decir que se vaya a ejecutar la ley completa, porque hay instancias de prórrogas y evaluaciones, pero es el primer gran paso que ansiosamente esperábamos desde diferentes sectores de la sociedad civil”.


Expresa la nutricionista la conveniencia de empezar a poner el foco no tanto en el etiquetado, sino en la promoción de la alimentación saludable, planteando una mirada más integral del asunto: “De ese modo se achicará la brecha de la discusión, porque nadie puede expresar su desacuerdo con el hecho de que los argentinos empecemos a alimentarnos más saludablemente, sobre todo los niños y niñas y las familias que padecen mayor vulnerabilidad económica: ellas son las más expuestas a alimentaciones poco saludables”. FAGRAN, la federación que preside, ha recabado datos muy elocuentes sobre esta problemática: la malnutrición por exceso afecta al 40% de los niños y niñas del país, y casi al 70% de los adultos. “La diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares son algunos de los padecimientos que acarrea la mala alimentación. La pandemia expuso la gravedad que pueden alcanzar estos cuadros. Solíamos asociar la malnutrición a la delgadez extrema pero la realidad es que hoy está más vinculada al sobrepeso y a la obesidad”.


Escuchá la nota completa acá:


WEB-01.png
bajate app.gif
LOGO-RCA-2022-REDONDO.png