Varsky: “El 70% de los municipios del país no tienen áreas de género”

La Subsecretaria de Programas Especiales de la Secretaría de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Carolina Varsky, pasó por #Desmalezando y comentó en qué consiste el Programa Acompañar y cuál es el rol que deben tomar las provincias y los municipios.



En primera instancia, Varsky explicó que “el presidente de la Nación el año pasado presentó un proyecto con la Ministra Gómez Alcorta para establecer un programa de acción contra las violencias. El plan es una obligación que tiene el Estado nacional en función de la ley contra las violencias por razones de género, este plan está encabezado por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad pero es un plan que involucra a más de 100 compromisos de otros ministerios y agencias descentralizadas de la administración pública nacional, es decir, que tenemos a toda la administración pública comprometida en abordar de manera integral las violencias por razones de género.


Este plan tiene distintas acciones organizadas en ejes de lo que nosotros llamamos el ciclo de la política pública, esto es la prevención, el fortalecimiento de la justicia, la asistencia y la percepción de las personas en situación de violencia, y también un eje que llamamos la gestión de la información porque somos conscientes que para poder pensar la política pública hay que tener datos estadísticos reales y que demuestren cuáles son las necesidades y dónde”.


De esta manera, la subsecretaria de Programas Especiales mencionó que: “Entre las acciones del plan, durante el 2020 y lo que va de 2021 se puso en marcha una de las principales que es la del Programa Acompañar: es un programa que también el presidente de la Nación firmó mediante decreto que está destinado a mujeres y LGTB+ en condiciones socioeconómicas y vinculares expuestas a distintas manifestaciones de violencia de género que pongan en riesgo su integridad física, psicológica y su autonomía económica y social; consiste justamente en el acompañamiento integral para el fortalecimiento psicosocial a través de equipos interdisciplinarios y lo principal es que consiste también en un apoyo económico equivalente a un salario mínimo vital y móvil por un período de 6 meses. Estamos pensando en situaciones donde mujeres por ejemplo que conviven con agresores que no pueden dejar el hogar porque no tienen para darle de comer a sus hijos y que tengan esta ayuda económica de 6 meses y que les permita poder pensar en un proyecto de autonomía económica. El programa es federal porque así lo es el todo el plan nacional contra las violencias y abarca a todas las regiones del país a través, en primer lugar, de las provincias, donde las 24 provincias firmaron sus unidades de ingresos y este tiempo se están sumando los municipios, ya llevamos firmados más de 120 que actúan cómo comunidades de acompañamiento y gestionan el ingreso de esta persona a los programas. El plan nacional tiene la particularidad, a diferencia de los planes anteriores que tuvo el Estado Nacional, que además tiene una perspectiva no solamente de mujeres sino también tiene en cuenta la Ley de Identidad de Género, y si están incorporadas dentro de la población objetivo tanto las mujeres como las diversidades”.


Por lo tanto, la abogada explicó que: “Nosotros planteamos al plan como un trabajo multiesencial, esto es el involucramiento de las distintas agencias del estado. Hay compromiso del Ministerio de Hacienda, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Ambiente con las empresas como YPF, AySA; en todos los casos hay un compromiso de realizar acciones conjuntas que lleven a prevenir y erradicar la violencia por razones de género. Nosotros no hablamos de víctima sino personas en situación de violencia por qué tiene que ver con el tipo de abordaje que le damos a esta situación es en el sentido de salir de la situación extrema particular de urgencia y emergencia de la persona y a guardar también las situaciones más de generarle un proyecto de vida, de poder darle herramientas para que pueda salir y además buscar igualdad en el acceso a las situaciones. Nosotros hablamos de acceso a derechos todas las personas deben tener acceso a derechos y eso no significa el acceso a la justicia en términos de pensar que siempre la resolución del conflicto va a ser en manos de la Justicia, sino que hay muchas situaciones qué las personas en situación de violencia padecen que no implican el acceso a la Justicia, pero si el acceso a otros derechos como la educación, la vivienda y la documentación”.


“Nosotros tenemos un trabajo muy articulado con las áreas de género locales. Es cierto que el 70% de los municipios del país no tienen áreas de género con lo cual ahí vuelvo con el acuerdo que firmaron los gobernadores con el presidente acerca de la necesidad y el compromiso de promover y fortalecer las áreas de género provinciales y así promover que las áreas municipales también puedan dar una asistencia y una protección integral a las personas, es abordaje integral en principio los municipios que se sumaron al acompañar se comprometieron a dar ese abordaje integral además de los que ya hayan nivel provincial pero sabemos que muchas veces las capitales de las provincia quedan bastante lejos de algunas zonas Por lo cual se dificulta el acceso, por eso promovemos y estamos trabajando fuertemente para que la mayor cantidad de municipios puedan sumarse y ser unidades de ingreso para el Programa Acompañar”, relató la subsecretaria.


Asimismo, Varsky analizó que el Ministerio de las Mujeres Género y Diversidades entiende que: “La evaluación que hacemos es que hay todavía mucho para avanzar que, a veces, en alguno de los casos, el obstáculo se encuentra más que nada en los operadores judiciales sobre todo porque recibimos muchas demandas en relación de la actuación de la justicia en relación con los casos y la poca empatía que muchas veces se tiene a fin de resolver y de poder pensar medidas alternativas que pase más allá de darle un botón antipánico a una persona que está en situación de violencia. Estamos en proceso de poder seguir avanzando de seguir manteniendo un trabajo coordinado y articulado con las áreas de género locales con los poderes judiciales locales sobre todo porque estamos hablando de delitos que requieren la intervención de los poderes judiciales provinciales".


Finalmente, la subsecretaria remarcó el rol fundamental que tienen las provincias y municipios: “Las policías provinciales también requieren un trabajo y una capacitación en perspectiva de género sobre todo porque son quienes muchas veces atienden los casos de violencia de género y lo que vemos es que le pueden decir desde: "No, vuelva más tarde cuando esté el comisario" hasta "Se debe de haber ido su hija porque le gustaba algún chico".


De todo ese universo de respuestas es el que también tenemos que, de alguna manera, eliminar, trabajar profundamente para qué todos las y los operadores judiciales de fuerzas de seguridad y de sectores de salud puedan dar una respuesta acorde y con perspectiva de género de atender la situación que padecen. Yo creo que el compromiso de los gobernadores y gobernadoras está, ahora hay que pensar cómo cada una de las provincias, sobre todo porque son 25 poderes judiciales, 24 policías y que tienen que tener un trabajo articulado y con perspectiva de género. El Consejo Federal de Femicidios invitó a las provincias a designar representantes de las tres carteras justicia, seguridad y mujeres; así que esperamos, en ese sentido, también que podamos avanzar en pos de los lineamientos nacionales que se apliquen en las provincias”.


Escuchá la entrevista completa acá:

Redacción: Paula Serricchio

bajate app.gif
BANNDisplay_CuidarteEsCuidarnos_728x90.j