Salas: “Hay que re-incluir al 40% que quedó afuera en los '90”

El historiador y coordinador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, Ernesto Salas, pasó por #AnocheceEnBuenosAires y comentó su perspectiva acerca del escenario político Argentina como también planteó la necesidad de generar nuevas alternativas.



Acerca de la coyuntura política, Salas explicó que “hay dos posturas, hay una que es política. Me parece que hace un tiempo está claro los dos proyectos que tiene la República Argentina, ambas reclaman 50 años y ninguno puede tenerlo, es decir ambas reclaman la necesidad de tener 50 años para poder desarrollar la Argentina y llevarla hacia otro lugar distinto del que está, pero ninguno lo va a tener. Lo cierto es que en el momento en que alguno de estos dos proyectos gobernó, fueron distintas las consecuencias. De todas maneras, me da la impresión que hay una segunda lectura que es la que tiene que ver con la instauración de un bloque histórico, un bloque de poder, después de la dictadura del '76 que tuvo beneficiarios concretos y con nombre y apellido de empresas nacionales que fueron las que se apropiaron de las estructuras materiales de Argentina, que se concretó esto en los ’90 en los gobiernos de Menem, y todavía hoy ese bloque de poder, en alianza con las empresas extranjeras, es aquel que tiene el control y dominio de la materialidad”.


De esta manera, Salas mencionó que “Nosotros como proyecto político hemos reclamado un lugar dentro de esa estructura de poder, o al menos un aumento de lo que se distribuye, pero no hemos podido consolidar una alternativa de poder real que incluya una materialidad de sostener al proyecto de liberación, al proyecto emancipador del pueblo argentino. Todavía nos pasa lo que le pasaba al radicalismo yrigoyenista que no terminaba de resolver el problema que había empezado con la generación del '80, con la oligarquía ganadera, y no terminaba nunca de romper con el modelo agroexportador. Nosotros no terminamos nunca porque no tenemos la fuerza necesaria todavía para resolver el bloque de poder que se armó y sigue siendo dominante en Argentina hasta nuestros días, es decir, una nueva materialidad y un nuevo sujeto político o alianza que efectivamente rompa con ese predominio que tienen estas empresas y después, a partir de los '90, a una nueva forma de agro exportación que ocupan un lugar importante en la economía. Los sectores del agro, los sectores exportadores de soja, las empresas de comercio internacional ligadas a empresas concentradas y multinacionales junto con aquellas como el Grupo Macri que al mismo tiempo tienen el predominio de la patria del contratista. Nosotros no tenemos una materialidad alternativa a este bloque de poder, y eso me parece que es un límite a nuestro desarrollo político, debemos de ser capaces no solo de distribuir un poco más sino también de generar una estructura material que reincorpore al 40, 50% que se ha quedado afuera en la década del 90”.


Escuchá la entrevista completa acá:


Redacción: Paula Serricchio