Maggio: “El tiempo alterado puede generar mejores aprendizajes”

Es licenciada en Ciencias de la Educación y magister en Didáctica. En diálogo con #Desmalezando, se explayó sobre la situación de la educación en nuestro país en el tránsito hacia la post-pandemia, considerando las secuelas que puedan quedar, pero, sobre todo, las posibilidades que se abren para reformular currículas y estrategias pedagógicas.



“La pandemia produjo una conmoción profunda en términos de las prácticas que sucedían en el cotidiano: de un día para el otro la educación tal como la concebíamos tambaleó y se generaron interrogantes muy fuertes, incluyendo a los docentes, a las familias y por supuesto a los estudiantes. En ese contexto, una noticia interesante fue la enorme solidaridad que atravesó a los equipos docentes, a la hora de apoyarse y acompañarse. Ese emerger de la docencia como acción colectiva fue un dato contundente. Luego, en la cuestión curricular, hubo un fuerte consenso sobre los contenidos que debían ser priorizados”. Mariana Maggio resalta que, considerando todo esto, pareciera que en el ojo de la desgracia se abrió una suerte de portal, donde repensar el quehacer del trabajo docente. Combinando lo físico y lo virtual, expresa que pueden encontrarse caminos alternativos, formas más inclusivas e incluso más potentes de cara a las juventudes.


Agrega la licenciada que, cuando queda de manifiesto que el tiempo puede transcurrir de otras formas, comienzan a pensarse y elaborarse prácticas de enseñanza más extendidas, considerando problemas reales y pensando proyectos adecuados. “Esa desarticulación del modo de entender el tiempo es una de las cosas más interesantes, en esta vuelta a la presencialidad. El tiempo alterado puede generar mejores aprendizajes”. Mariana hace hincapié en un modelo de enseñanza que incluso antes de la pandemia ya estaba quedando obsoleto: uno que pone a la explicación en el centro y que le dedica la mayor parte del tiempo que los estudiantes transcurren en la escuela.

Hoy podemos pensar que las explicaciones admiten diferentes formatos. Los pibes, cuando quieren aprender algo, miran tutoriales. Tenemos que considerar estas nuevas formas de la cultura. Cuando estamos al mismo tiempo, en el mismo lugar, quizás es el espacio para que sucedan otras cosas: crear con los chicos, discutir, colaborar, negociar, diseñar. Lo que pasó, en cambio, cuando nos vimos obligados a trabajar desde la virtualidad, fue que se regresó a la explicación, a emplear el tiempo en la explicación, validando ese modelo que ya estaba quedando obsoleto. Habida cuenta de esto, la pregunta que surge es: cuando estamos juntos, al mismo tiempo, ¿qué vamos a estar haciendo? ¿Cuál es la experiencia que vale la pena vivir? Los mismos estudiantes, en su regreso a las aulas físicas, nos están preguntando: ¿Para qué venimos? ¿Para qué viajo una hora de ida a la escuela y otra de vuelta a mi casa?”.


Escuchá la nota completa:


WEB-01.png
bajate app.gif
LOGO-RCA-2022-REDONDO.png