Luciana Grossi: "La campaña está transformando el enojo en esperanza"

Es Subsecretaria de la Juventud del PJ por la Comuna 1 de la Ciudad de Buenos Aires y pre-candidata a comunera de esa Comuna.

Conversó en el piso de #NoticiasDeAyer sobre la campaña del Frente de Todos en la Comuna 1 y su vivencia personal, las problemáticas principales ahí y las propuestas del espacio, el Macrismo en la Ciudad y el rol que tiene hoy y que debería tener un comunero.


Luciana empezó por contarnos cómo están organizando la campaña en la Comuna 1:

“Estamos formando un espacio más amplio, estamos llamando a todos los sectores y asociaciones que están trabajando en los barrios de la Comuna, que quizás no son militantes propios de un partido, pero que quieren militar la campaña, quieren apoyar de alguna manera con sus luchas, desde sus espacios. Venimos viendo ya desde Unidad Ciudadana una manera diferente de salir a militar, para poder ampliar ciertos espacios, ciertas definiciones políticas.”



También describió la singularidad de su Comuna: la diversidad de problemáticas, que hace que haya una agenda de trabajo múltiple también para los/as candidatos/as del Frente de Todos ahí:

“Nuestra comuna es muy diversa. Y nosotros entendemos que a la diversidad de nuestra Comuna le tenemos que responder con diversidad. Nuestra Comuna compone tanto la Villa 31, la Rodrigo Bueno, como Puerto Madero; San Telmo y Constitución como Montserrat y San Nicolás. No es que nosotros tenemos un problema en la Comuna, sino que cada barrio tiene una problemática distinta y diferente.


La precandidata dio dos ejemplos ilustrativos de problemas diversos:

“Nos encontramos, por un lado, en la Villa 31, con una problemática con urbanización, con la venta de tierras de la Villa 31. Nos encontramos con las escuelas a las que se les está cayendo el techo en la Villa 31; y pibes que no pueden ir a estudiar porque les negaron los micros.

Y por otro lado tenés Montserrat, que no tiene espacio público, siendo uno de los pilares de la campaña del PRO. Hay solamente una plaza, que ellos bautizaron “Plaza Montserrat”, que estaba tirada abajo. Y los compañeros del barrio de Montserrat se unieron, casi todas las organizaciones junto con las vecinas, los vecinos, les jóvenes, y pudieron armar una linda plaza. Y hoy en día, los chicos sienten esa plaza como propia, como su identidad, como su propio espacio para ellos. Pero no es un espacio que esté protegido, que esté siendo tratado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.”


Una de las problemáticas centrales y que se debe abordar con urgencia, es la crisis que están atravesando los clubes de barrio:

“Los clubes de barrio están siendo desguazados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y las tarifas de luz, de gas, de los servicios básicos. Muchos hoy están cerrando sus puertas, y muchos hoy las mantienen abiertas pese a no tener luz.”


Quisimos saber, por otro lado, cómo ve al Macrismo y por qué cree que tiene éxito en la Ciudad: