Jorge Alemán: “Hay que separar al neoliberalismo de sus representantes políticos"

Jorge Alemán, psicoanalista y escritor argentino y ex Consejero Cultural en la Embajada Argentina en España, dialogó en #NoNosHanVencido


Respecto a la construcción de subjetividad por parte de los medios de comunicación, Alemán reflexiona “en primer lugar no le otorgo un carácter definitivo, como está de moda en algunos teóricos a los medios, por una razón generacional” y agregó “cuando era un niño, escuché decirle a profesores de gran reputación, que los ‘negros’ habían hecho asado con el parqué, que Perón tenía unos anteojos para ver a Gina Lollobrigida, desnuda, que era pederasta, que había tenido relaciones con Archi Moore” y explicó “con esto quiero decir que en el imaginario social, muchas veces se construyen ficciones, que adquieren una determinada inercia, y personas ilustradas quedan impregnadas con esas mitologías, concluyo que hay muchas construcciones que son muy eficaces”.


El escritor argentino destacó que “cuando esas construcciones existían, no dependían de ningún medio, porque eran muy escasos” y refirió “creo que los medios pueden erosionar a un buen gobierno, pero no pueden sostener a un mal gobierno, es decir que no tienen la potencia para transformar a un mal gobierno en un gobierno sostenible” reiteró “sí pueden hacer mucho daño y erosionar un buen gobierno, como sucedió en los primeros años del macrismo donde intentaron instalar que toda la experiencia kirchnerista fue un fraude, una mentira”.


El ex consejero cultural argentino se proclamó “un defensor de la militancia y la teoría, la militancia debe tener entre sus obligaciones, una filosofía de la praxis, como decía Gramsci, n o sólo el trabajo territorial sino también una lectura de cómo funcionan los dispositivos neoliberales, y cómo funciona el capitalismo en general” y definió “esas lecturas no se deben hacer como mero ejercicio intelectual, sino como un ejercicio de transmisión”.


Consideró necesario “incluir dentro de las prácticas políticas, también elaboraciones teóricas, y tratar de transmitirlas de la manera más rigurosa posible” expresó que “forma parte del militante del siglo XXI, saber caracterizar muy bien a qué dispositivo se confrontan y cómo estos dispositivos actúan en resortes de la subjetividad que antes no actuaban”.

Jorge Alemán diferenció “hay que separar al neoliberalismo de sus representantes políticos" y clarificó “que los representantes políticos se haya erosionado, no quiere decir que uno verdaderamente pueda salir del neoliberalismo, que para mí es lo mismo que capitalismo, salir del capitalismo está muy problematizado” y subrayó “porque ya no se dispone de una teoría de la revolución, como había en el marco histórico del siglo XX, ni la definición de un sujeto histórico que lleve adelante, esto de la salida del capitalismo” y destacó “hoy en día, más bien discutimos los distintos frenos de mano que podemos introducir dentro del orden del capitalismo, que se ha mundializado de tal manera, que concebir su después, es más fácil concebir el fin del mundo, que el fin del capitalismo” y reflexiona “yo pienso que hay que pensar más coyunturalmente, cuando yo veo a la izquierda hablar del control obrero de la producción, de darle a los obreros las empresas, veo que es una mera declaración de principios, porque no dan cuenta de qué tipo de construcción política sería aquella que sostiene esos proyectos, es decir, se agotan en la declaración misma” y afirmó “cual sería el soporte político de esa experiencia, es verdaderamente el comienzo de este problema” subrayó que “dada la mundialización del capitalismo, no se puede plantear a escala local una operación revolucionaria” y remarcó “el paradigma de la revolución entró francamente en cuestión, no por la izquierda en sí, sino por las propias características del capitalismo actual”.


El psicoanalista analizó “a pesar del enorme daño y del enorme desastre que implicó el macrismo, tiene todavía un 30% de adeptos, y se le sumaron dos ultraderechistas, y quisiera decir algo con todo cariño a los compañeros del FIT (Frente de Izquierda de los Trabajadores) es que les presten atención a los ultra derechistas que estaban en el debate del 13/10 (José Gómez Centurión y José Luis Espert) porque ahora no sumen, esas son latencias larvadas que están presentes en la estructura social de nuestro país” y alertó “no sabemos nunca cuando pueden ser activadas” y refirió “es algo a lo que Gramsci, siempre le prestó mucha atención, los fenómenos latentes que forman parte de la disputa del sentido común, que de golpe en un momento dado pueden irrumpir” completó la idea “en ese debate no estaba sólo la derecha neoliberal de Macri, había dos señores más, que tenían una actitud negacionista con respecto a los delitos de lesa humanidad de Argentina” y acentuó “uno de ellos además se atrevió a llamar al Parque de la Memoria, un campo de criminales enterrados, esto se pudo decir en un debate, hay que tener en cuenta todo esto”.


Jorge Alemán ejemplifica “en España el PP (Partido Popular) ya habla el idioma de VOX (Partido de Ultra Derecha) aquí hablaron de quema de iglesias, basta ver las reacciones que tuvieron con la exhumación del cadáver del dictador (Francisco Franco) en realidad no hay que mirar tanto la cantidad, sino el tipo de discurso que se está repitiendo” y distinguió “el PP ya asumió muchas de las construcciones discursivas de VOX, y el otro día Macri, cuando hizo referencia a Kicilof, habló en el mismo lenguaje de Espert y Centurión, y eso no es un 5% de la población, es una franja que está en disputa”.


Una conclusión acerca del debate entre Alberto Fernández y Mauricio Macri “más que debate, me pareció un discurso fundacional del propio discurso de Alberto, como se lo manifesté a él mismo” y aclaró “ Alberto realizó una operación con su manera de intervenir extraordinaria, por un lado reconocer siempre el legado histórico del kirchnerismo, reconocer siempre en ese legado el lugar de Cristina, y a la vez que ha logrado siempre dimensionar de una manera excelente, lo que significó para la historia Argentina el kirchnerismo, y logró también generar su propio estilo de negociación, aparece de manera moderada, argumental, con una lógica pausada y tranquila, y a la vez muy contundente. Cuando tiene que ser firme, cuando tiene que responder con una definición exacta, lo hace. Para mí más que un debate, fue la confirmación definitiva del discurso presidencial de Alberto”.


Escuchá la nota completa acá:


bajate app.gif

© 2015-2020 · RADIO CON AGUANTE 

Todos los derechos reservados

ROMPECABEZAS

COOPERATIVA DE CONTENIDOS

Las opiniones o juicios vertidos en éste espacio, por entrevistados, columnistas, oyentes o seguidores de Radio Con Aguante, son de exclusiva responsabilidad de quienes las expresen.

No representan necesariamente el pensamiento, ni la línea editorial del medio.

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • RSS - Círculo Blanco