Dvorkin: “Repsol ganaba dinero a costa de nuestros recursos y lo reinvertía en el exterior”

Es ingeniero recibido en la Universidad de Buenos Aires, doctor en Ingeniería Mecánica y director de Y-TEC, empresa de tecnología que coparticipan YPF y el CONICET. #Desmalezando lo convocó para conversar sobre el desarrollo de Vaca Muerta y el rol que debiera asumir el Estado, en relación al aparato productivo del país. Explicó el engaño que se efectivizaba cuando YPF estaba en manos extranjeras y subrayó la importancia, en términos de soberanía, de poder explotar nuestros propios recursos naturales.



“Y-TEC es una empresa que produce tecnología. Se fundó durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y este año está cumpliendo su primera década. Trabajamos en energías derivadas del gas y el petróleo, pero también con energías renovables, y apoyamos a YPF en todo lo relacionado con cuestiones tecnológicas, orientadas mayormente al desarrollo de Vaca Muerta”. Eduardo explica que hace dos años se dio un salto importante, que implicó superar la etapa de laboratorio y apostar a la producción industrial de celdas de baterías de litio.


Dice el ingeniero que, cuando uno observa lo que ocurre en los países que se transformaron en potencia y que están altamente industrializados, se encuentra siempre con el mismo comportamiento: “Un Estado interviniendo en la economía y en la producción, no solo como regulador, sino como promotor y productor”. Ejemplifica con la pandemia: “Tanto Pfizer como Moderna fueron sostenidas por el Estado norteamericano, que financió su desarrollo. Después permitió que comercializaran a precio de mercado. Con las vacunas vimos un desarrollo aceleradísimo a nivel mundial, y eso fue posible gracias a la intervención estatal de cada país”.


Argentina atraviesa una situación de inestabilidad económica y Dvorkin refuerza el mensaje de que Vaca Muerta representa la esperanza nacional en relación a la producción de dólares y a la posibilidad del autoabastecimiento energético. “Hoy podemos tener estas expectativas porque durante el gobierno de Cristina se tomó la decisión política de recuperar YPF. Cuando era propiedad de Repsol, lo único que hacían era ganar dinero explotando los pozos ya existentes, pero sin reinvertir un solo dólar en nuevas exploraciones. En lugar de consolidar un desarrollo aquí, sacaban las ganancias y las usaban para financiarlo en el exterior. El cálculo les daba que, en regiones como la africana, esa misma inversión les redituaba mejor”. El ingeniero cuenta un cuento que ya conocemos de memoria: el de la metrópoli productiva y financiera saqueando los recursos naturales de las tierras más ricas, que son las tierras de África y América del Sur. El estatus político de “colonia” quedó en desuso, pero las prácticas de explotación y dependencia siguen siendo las mismas de entonces. “Hoy se quiere promover Vaca Muerta y esa es la mejor oportunidad que tiene Argentina para salir adelante. Necesita un Estado activo al mando de su aparato productivo, generando soberanía nacional”.


Escuchá la nota completa acá:


WEB-01.png
bajate app.gif
LOGO-RCA-2022-REDONDO.png