top of page

Cuando el villano intenta ser presidente, o alcalde de una ciudad.

El Pingüino es uno de los personajes creados por Bob Kane, un personaje muy inteligente, una mente criminal, narcisista y manipulador.


Muchas veces hemos escuchado aquella frase que dice: “La realidad supera la ficción”, por estos días, nuestro presente parece ser un poco distinto, ya que hoy por hoy, es la ficción la que supera la realidad.

En el año 1992, se estrenaba la película “Batman Regresa”, aquel cómic de super héroes, era llevado una vez más a la pantalla gigante. En una parte de la trama, Max Shreck, interpretado por Christopher Walken, le proponía a Oswald Cobblepot, (El Pingüino) que se postule como candidato a Alcalde de Ciudad Gótica, aquel millonario embustero y tramposo, veía en el Pingüino, una suerte de títere, al que podía manejar para sus propios intereses personales.

El personaje que interpretaba Danny DeVito, Oswald Cobblepot, era caracterizado como un villano sediento de poder, de venganza, misógino, narcisita, con cambios de ánimo repentino, que actuaba de manera delictiva y violenta. El pingüino solía ser muy emotivo a la hora de expresarse y se dejaba llevar mucho por sus emociones y sentimientos, un personaje que le encantaba ser alguien dramático y realizaba cualquier tipo de show con tal de llamar la atención de las personas, (aclaramos por las dudas que esto, es ficción).



"La política es maravillosa, puedo usar todos mis trucos sucios que ahora son legales, debí convertirme en político hace años"... Oswald Cobblepot

Aunque “Batman Regresa”, es una adaptación de un capítulo estrenado en noviembre de 1966, donde Oswald Cobblepot, intenta hacerse con el control político de Ciudad Gótica, para ello primero tiene que lavar su imagen de villano, empleando métodos que lo llevan a que se muestra amable con la policía y que se preocupe por la gente, esta "lavada de cara" que le dan los medios de comunicación, obliga de cierta forma a que el dúo dinámico sea postulado para el puesto de alcalde y las encuestas lo dan como ganador.

Cuando eso ocurre, en su cuartel el Pingüino se encoleriza al enterarse de que Batman lo está superando ampliamente en las nuevas encuestas, ordena que se dupliquen las contribuciones, se triplique el tamaño de los carteles, se cuadruplique el de los distintivos, que la campaña se llene de chicas, música, y grandes fiestas, y especialmente que no se hable de política.



"Quiero conducir una campaña que resuelva los problemas, estoy convencido de que los votantes de la ciudad son demasiado adultos, no se dejan engañar por trucos baratos de feria"... Batman.

Ante el avance de su contrincante en las encuestas, el encapotado se prepara para el debate por TV donde Cobblepot lo acusara de criminal por ocultar su identidad y de estar siempre rodeado de maleantes, mientras que él siempre tiene policías a su alrededor por su gran amor por la ley, cuando llega el momento de que Batman de su alegato los secuaces del pillo sabotean el micrófono del encapotado impidiendo que se escuche su defensa, trucos inocentes que esperemos solo sean parte de la ficción.



Como en la gran mayoría de las historias de super héroes, el criminal siempre pierde, pero claro, es ciencia ficción, como una suerte de guiño electoral y por más que tenga todo en contra, Batman deposita su confianza en los ciudadanos más que en los encuestadores o los medios de comunicación, pero bueno esto solo es ficción.


Comments


banner-728x90.jpg
bottom of page