Marchetti: “En Argentina, las personas salen de la farmacia con las recetas incompletas”

Es médica y especialista en políticas sanitarias. Integra, además, la Alianza Argentina de Pacientes (ALAPA). Consultada por #Desmalezando sobre la salud pública en nuestro país, advierte sobre un problema concreto: la gente no está pudiendo afrontar los gastos que implica el acceso a los medicamentos. Explica qué caminos posibles tiene la política para regular y revertir esta situación.



“Como bien social, los medicamentos tienen que estar al alcance de las personas, para que no ocurran situaciones como las que vemos en la actualidad: la gente entra a la farmacia con tres o cuatro medicamentos recetados, pero se va con la receta incompleta, porque le es imposible afrontar ese nivel de gastos. Personas con hipertensión, diabetes o hipotiroidismo, que no acceden a la medicación que necesitan, y así las enfermedades se van agravando. A mediano o largo plazo esta situación implica un mayor gasto en salud, porque conducirá a tratamientos más costosos y a internaciones evitables”. Clarisa Marchetti explica que tanto la Constitución Nacional de 1994 como los tratados internacionales consagran a los medicamentos como bien social y a la salud como Derecho Humano. Agrega, también, que el último garante de este derecho es el Estado, que protege y administra la salud de los argentinos a través del Ministerio de Salud. “Los medicamentos no pueden ser bienes comerciales o suntuarios, como si fueran una joya o un auto de alta gama. Son bienes sociales, y la ciudadanía debe acceder a ellos”.


La investigadora destaca que el Estado cuenta con herramientas para generar una política de medicamentos, y que la producción pública es una de las más eficientes a la hora de incidir en el mercado y regular los precios, al margen de garantizar el abastecimiento de medicamentos que no generan margen de ganancia a las industrias y que, sin intervención, acaban discontinuados. “Para producir políticas de medicamentos hay que pensar la cadena de valor desde la investigación, promoviendo la soberanía científica del CONICET y las universidades. La única manera de desarrollar una política nacional de medicamentos es patentando productos argentinos y generando alianzas entre lo público y lo privado. Así, nuestra sociedad gozará del cuidado de la salud con precios más afines a los niveles de ingresos que se manejan”.


Escuchá la nota completa acá:


WEB-01.png
bajate app.gif
LOGO-RCA-2022-REDONDO.png