top of page

Campaña publicitaria que activistas vinculan con la guerra en Gaza

Zara es una cadena de moda española, perteneciente al grupo Inditex y cuenta con más de 7000 tiendas repartidas por todo el mundo.


Activistas e internautas propalestinos han llamado al boicot a Zara a raíz de una campaña que éstos vinculan con la guerra en Gaza. Se trata de la colección Atelier, que la marca propiedad de Inditex lanzó la semana pasada ( 4 de diciembre 2023) y que está formada por seis chaquetas de gama alta.


La campaña se ideó en junio y se grabó en septiembre, antes del estallido del conflicto bélico, según ha explicado este martes en un comunicado en sus redes la empresa. El mundo árabe, con medios de comunicación y activistas a la cabeza, la habían relacionado con la guerra en la que han muerto miles de civiles palestinos. 


La cuenta de Instagram de Zara se llenó las últimas jornadas de miles de comentarios llamando al boicot a la marca española, así como en X (antes Twitter). La campaña estuvo en la portada de la web de Zara hasta este lunes por la mañana (11-12-2023), luego se pudo encontrar en su apartado "Special Edition" y este martes ya no figuraba ni en ese apartado ni en las búsquedas. "Algunos clientes se sintieron ofendidos por estas imágenes, que han sido retiradas, y vieron algo muy alejado de la intención con la que fueron creadas", ha expuesto la firma de moda.


"Zara lamenta el malentendido y reafirmamos nuestro profundo respecto hacia todos", cierra el mensaje compartido en sus redes. La reacción de los clientes y usuarios pone de relieve la mayor sensibilidad por la que atraviesan las marcas internacionales a medida que se intensifican los combates en Gaza y aumentan los llamados a boicotear a las empresas.


Zara ha sido, por ahora, la única empresa española blanco de un boicot aunque hay también otra marca de ropa muy atacada en redes, la sueca H&M, que abrió tiendas en el sector árabe de Jerusalén ocupado desde 1967. Las más numerosas son compañías estadounidenses a las que los marroquíes han añadido los supermercados franceses Carrefour. En ese país los establecimientos de comida rápida como McDonald’s están vacíos, aunque pertenecen a un franquiciado que es kuwaití.

Otra de las boicoteadas es Puma, fabricante alemán de ropa deportiva, que hasta ahora patrocinaba al equipo nacional de fútbol de Israel. A partir del año próximo ya no lo hará, según reveló el diario británico Financial Times, aunque la empresa asegura que su decisión fue tomada hace meses y no guarda relación alguna con la guerra palestino-israelí.



Commentaires


banner-728x90.jpg
bottom of page