top of page

A un año del intento de asesinato a Cristina Kirchner que desnuda un entramado político y judicial.

Que la justicia sea igualitaria es un pilar fundamental para creer y crecer como sociedad, ahora de investigar ... nunca dijimos nada.


Si uno piensa en la justicia como una imagen, nos viene a la mente la figura de una mujer con sus ojos vendados, sostiene una balanza en la mano izquierda y una espada en su mano derecha, cada uno de estos elementos tienen un significado especial, la balanza representa la igualdad como ciudadanos, la espada es la fuerza necesaria para imponer decisiones, mientras que los ojos vendados, tal vez el símbolo más importante, define al veredicto en sí, es la objetividad en el fallo final.

Toda esta suerte de poesía romántica es echada por tierra ya desde la época del Martín Fierro, donde aquel célebre personaje, el Viejo Viscacha, aconsejaba “hacerse amigo del juez”. Si tomamos como referencia los intentos de magnicidio en Argentina, llama la atención la poca resolución de los mismos, desde el intento de asesinato con un artefacto explosivo al expresidente Raúl Alfonsina en 1986, donde nunca se pudo identificar a los autores del hecho, pasando por el atentado a Lisandro de la Torre en 1935, donde el ex comisario Ramón Valdez Cora asesino al legislador Enzo Bordabehere, atentado del cual jamás se supo quienes fueron sus ideólogos o la agresión de 1873 contra Sarmiento, solo por dar unos ejemplos, donde los verdaderos autores ideológicos nunca salen a la luz o permanecen en una nebulosa de dudas, ante la vista de la justicia.

Investigaremos hasta las últimas consecuencias…


Si vamos al atentado que sufrió la dos veces presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, parece que tendremos el mismo resultado, un grupo de muchachos, motivados por el odio o por un “exceso de patriotismo” y financiados por vaya uno a saber quien.

Pero vamos por el principio, quien investiga el intento de magnicidio es la jueza María Eugenia Capuchetti, que tiene probados vínculos con el partido liderado por Mauricio Macri. En mayo de 2019, Capuchetti jura como jueza federal y queda al frente del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N.º 5, con el aval del expresidente Macri y con el apoyo de las bancadas de Cambiemos y del Peronismo Federal, (el Kirchnerismo voto en contra de su designación), la nueva jueza desarrolla su actividad en un sector de la justicia, donde se cursan las causas más sensibles de Argentina.

Por otro lado, las pesquisas se centran en los participes del atentado, entre Sabag Montiel; Brenda Uliarte; Agustina Díaz; Gabriel Nicolás Carrizo y Jonathan Morel, los unen unos pocos factores en común, el odio al kirchnerismo y el poco nivel adquisitivo, salvo Jonathan Morel quien tenía una pequeña fábrica de muebles, la cual recibio casi 13 millones de pesos, para realizar unos mobiliarios por encargo de Roxana Caputo, integrante del grupo Caputo, ligados a Luis “Toto” Caputo, exministro de Finanzas de Mauricio Macri.

Como cosas del destino o de las casualidades, la fábrica de muebles de Morel, “funcionaba” en la localidad bonaerense de Boulonge, en lo que era antiguamente un Centro de Jubilados, el cual fue visitado por Mauricio Macri cuando era presidente, además el intendente de ese entonces, era Gustavo Posse quien era miembro de Juntos por el Cambio.

Detalles que pueden ser indicios, pero que no son relevantes.


Los datos del Celular: Que el movil incautado a Sabag Montiel sea reiniciado a nuevo por los peritos informáticos de la policía federal, en un primer momento y después por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), siembran las primeras sospechas en torno a las irregularidades en la investigación, o por lo menos ponen serias dudas en la integridad de quienes llevan adelante el delicado proceso de descubrir la verdad.

La Pista Milman: En una confitería a metros del Congreso, un asesor de la Cámara de Diputados, escucha a decir a un diputado de Juntos por el Cambio: “Cuando la maten, yo estoy camino a la Costa”, resulta que este comentario lo hace una persona que es mano derecha de Patricia Bullrich, persona que nunca se pronunció en contra del intento de magnicidio, al que calificó como “un acto de violencia individual”.

Todo puede ser una casualidad, no lo vamos a descartar, para eso está la justicia... para investigar… sabemos que Milman negó el suceso y bajo ningún concepto reconoció estar involucrado, para despejar esas dudas, la justicia jamás le incauto el celular personal, no sea cosa que fuera reiniciado a nuevo por los peritos policiales. Las dos asesoras que compartían mesa con el involucrado, despejaron las sospechas sobre ellas entregando “celulares nuevos”, ya que no tenían nada que ocultar, incluso Ivana Bohdziewicz afirmo que previamente borraron su celular personal en una oficina de … Patricia Bullrrich.

Como un dato sobre el accionar previo al atentado, recordamos que el diputado Milman, el 18 de agosto de 2022 (la vicepresidenta fue atacada el 1 de septiembre) presentó un proyecto sobre un posible “falso atentado” contra Cristina Kirchner y que el 31 de agosto, (un día antes de la agresión) solicito un pedido de informes para conocer el funcionamiento de la custodia personal y de la familia Kirchner, como también la cantidad de agentes asignados a esas tareas…

Causalidades o causalidades.


Que los involucrados en el atentado contra Cristina Kirchner, sean representados por abogados ligados a referentes de La Libertad Avanza y Juntos por el Cambio, no significa mucho. Que la jueza Capuchetti, quien obtuvo su cargo con el beneplácito de la bancada de Juntos por el Cambio, y que además en otras tantas labores tiene en su poder causas como la de investigar la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri con el FMI y llevar las pesquisas sobre el entramado políticos conocido como la “Mesa Judicial”, causa en la que se analizan las maniobras desplegadas en el gobierno de Cambiemos para lograr la renuncia de la ex Procuradora General de la Nación, Alejandras Gils Garbó, y que involucra de manera directa a Pepín Rodríguez Simón, tampoco agrega mucho a las suspicacias.


Que no se ponga la lupa de investigación en las personas que financiaron a la “banda de los copitos”, que descarten el entramado político que indudablemente esta presente en el atentado, que un sector importante de la prensa intente instaurar la teoría del lobo solitario y que hasta los pedidos de recusación de la jueza por conflictos de intereses, sean denegados de forma constante, indica casi con firmeza las posibles conclusiones finales y hasta adelanta quienes serían los únicos involucrados y responsables en el atentado que sufrió Cristina Kirncher.

Si buscamos historias sobre magnicidios en el mundo, por lo general encontramos un patrón de teorías y lineas sin resolver o de investigar, casi siempre involucran intereses económicos, grandes empresas, ramificaciones de influencias políticas, hasta incluso encontramos asesinatos de presidentes, cuyo accionar atentaban contra los intereses económicos de algunas potencias mundiales.


Como diría Oscar Wilde: “El patriotismo es la virtud de los depravados”.



Comments


banner-728x90.jpg
bottom of page