Chubut, postal de una Argentina en llamas

Editorial de #NoticiasDeAyer - Viernes 20 de Septiembre de 2019



Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Días de 52 y 54 años eran docentes. Docentes a 3 años de jubilarse. Dicen que al ponerse grandes, al ponerse viejas, las personas se ponen conservadoras. Suele citarse esa máxima criolla de Jauretche de que "cuando uno es jóven al caballo se lo monta por la izquierda, pero cuando es grande se baja por la derecha". No parece aplicar para el caso de 2 maestras a las que apenas 3 años separaban de la jubilación y emprendieron un viaje de 5 horas, casi 400 kilómetros que separan Rawson de Comodoro Rivadavia para participar de las movilizaciones frente a la casa de Gobierno, la Legislatura y cuanto edificio municipal encontraron para reclamar por sus sueldos y en el marco de una protesta que lleva casi 60 días ininterrumpidos, aunque viene de anterior data. Allí llegaron, pero jamás volvieron.


Chubut hoy es postal de una Argentina en llamas. Por un sinfín de motivos, de carencias, de dolores y urgencias, por parches y por problemas de fondo. Veamos:

El gobierno de Mariano Arcioni que alcanzó 41% en las PASO, y se hizo visible por el café televisivo prometido entre Sergio Massa y Alberto Fernández, recibió una deuda de 700 millones de U$$, tomados por su antecesor, el fallecido Mario Das Neves. En apenas 4 años, la deuda se incrementó casi 450% y hoy representa 40.500 millones de pesos. De aquella casi un 90% está nominada en dólares y fue un ancla en este año de mega devaluación para la gobernación provincial. ¿Cómo se explica que un gobierno saliente pueda condicionar de tal manera, pueda someter a esa condición a futuro? Porque Arcioni ni siquiera es de otro partido, era el vice del fallecido Das Neves. Una situación inmanejable. Por eso Chubut está en llamas.


En ese marco, y lo anticipó un organismo que de peronista tiene poco, el Consejo de Responsabilidad Fiscal, que dirige el delfín de Horacio Rodríguez Larreta, Martin Mura, la provincia emitió e incrementó el gasto corriente en casi 100% durante este año. La rueda giró, y giró, y Arcioni jamás pudo sortearla como el ratón que corre desesperado, así prometió sueldos que no pudo pagar desde Julio. Solicitó auxilio a papá Gobierno Nacional que en un país que de federal sólo tiene un preámbulo y algunas palabras en su constitución, tuvo que esperar que cayeran las migas. Pidió $2.000 millones y le transfirieron 1.300, aunque de fondos coparticipables. Lo hemos dicho también: si no se renueva un pacto fiscal distinto en este país, las posibilidades de desarrollo del Interior y de otra cosa que no sean las mismas 5 provincias que concentran recursos, población, inversiones, y PBI, es inviable. Por eso Chubut está en llamas.


Cierta moralina y discurso que es muy simático en whatsapp con mensajes melancólicos y redes sociales cuestiona a Arcioni por el decreto de aumento que el Gobierno Provincial hizo para funcionarios de alto rango. Y nosotros también nos sumamos a la crítica pero no desde el mismo lugar: lo hacemos por una falta de timming y muñeca política, por no entender de tiempos. ¿O acaso alguno de lso que comparte eso sabe cuanto cobra un Secretario de Estado en Chubut? $45.000, en una provincia con un costo de vida superior al 75/80% de las otras en la Argentina, ese monto es el sueldo promedio del sector privado en la CABA. No es como decía ese triste personaje de la izquierda del que ni el nombre uno se acuerda de que "Un diputado gane lo mismo que un docente", no, la cosa es igualar para arriba: los docentes tienen que ganar como un Diputado. Que, si revalorizamos la política, debe ganar bien y no mal. Debemos satisfacer no hacer sufrir. Por eso Chubut también está en llamas.


El esquema financiero de Chubut también está atravesado por la falta de límites y control a las corporaciones y las multinacionales. La provincia recibe $24.000 millones de regalías petroleras que hoy prácticamente le permiten cubrir los pagos de deuda, son $400 millones de U$$. Debería utilizar esos fondos de 2 años para cubrir solo la deuda que se tomó entre 2015 y 2019 como mencionamos. Pero, igualmente, si hay ideas, si hay vocación y decisión política, los fondos aparecen. Cuenta en varios periódicos un miembro de la Mesa de Unidad Sindical que la CGT presentó un proyecto para imponer impuestos extraordinarios a la pesca internacional: con U$$1 adicional por cajón de langostinos, de los que se producen 55.000 diarios, se obtendrían los fondos para destrabar el conflicto de docentes, médicos, estatales y resolver la Emergencia Alimentaria. Lo que falta es voluntad. Por eso Chubut también está en llamas.


Chubut hoy está en llamas, y es el rostro triste de una Argentina que hace agua. Donde un empresario como Daniel Vila cuenta a cara descubierta en un programa de TV en horario prime time que el Presidente le puso y saco causas judiciales. Donde un Presidente no se pone de acuerdo con un Intendente de un pueblo tucumano por la inauguración de un jardín de infantes y lo llama remolón. Donde uno de los empresarios con más guita de la Argentina, Daniel Funes de Rioja, el Presidente de la COPAL, la Cámara de Producción industrial de Alimentos y Bebidas, dice que "el problema es que la gente vote pensando en la heladera". Claro, es fácil decirlo para uno que debe tener esos ricos langostinos de las aguas chubutenses en su heladera, esos que podrían destrabar un conflicto por salarios que hoy, y a esta altura, ya está causando muertes.


Volvé a escuchar el editorial acá:


APP BANNER.png

© 2015-2020 · RADIO CON AGUANTE 

Todos los derechos reservados

ROMPECABEZAS

COOPERATIVA DE CONTENIDOS

Las opiniones o juicios vertidos en éste espacio, por entrevistados, columnistas, oyentes o seguidores de Radio Con Aguante, son de exclusiva responsabilidad de quienes las expresen.

No representan necesariamente el pensamiento, ni la línea editorial del medio.

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • RSS - Círculo Blanco